Posted on

Inyección de tinta vs impresiones químicas de laboratorio (C-prints)

Copyright Jim Nickelson

Una impresión de inyección de tinta es simplemente una impresión realizada a partir de un archivo digital aplicando gotas muy pequeñas de tinta sobre el papel. Muchas tintas de inyección son de sublimación (dye-based), aunque yo recomiendo ampliamente usar tintas pigmentadas para cualquier reproducción de arte simplemente por su permanencia de color y durabilidad. Las impresoras fotográficas profesionales de Epson, HP y Canon todas usan tecnología de pigmento y esas impresiones son comúnmente llamadas pigmentadas o de archivo (archival).

Impresiones de laboratorio (Digital C-prints), por el otro lado, son el resultado de imprimir un archivo digital en una impresora de tonos continuos que usan papel fotográfico tradicional (papel con haluro de plata). La fotografía es realizada exponiendo el papel a fuentes de luz (pueden ser láser o LEDs) y luego procesar el papel expuesto a químicos tradicionales. Los papeles más comunes son papeles tipo-C (generalmente Fuji Crystal Archive, que es el mejor) sometidos a un proceso químico RA-4. Algunas de las impresoras de tono continuo son la Lightjet, Durst Lambda y la Chromira, los laboratorios que realizan estas impresiones generalmente te dirán cual máquina de estas utilizan.

Pues bien, esos son los tipos de impresiones digitales ¿cuál debería usar? Después de haber realizado mucho tiempo impresiones de laboratorio (C-prints) en el excelente laboratorio West Coast Imaging, personalmente prefiero las impresiones pigmentadas . A continuación enumeraré las ventajas y desventajas de ambos. Sobra decirlo, pero estas son mis conclusiones y otros pueden tener diferentes opiniones al respecto.

1. ¿Quieres ser tú el que imprime? Bien, si la respuesta es sí y no eres increíblemente rico, la opción es muy sencilla: impresiones pigmentadas. Mientras que imprimir en tu casa no es precisamente gratis, puedes tener un buen equipo por debajo de los $7,000 MXN. Las impresoras de tono continuo (laboratorio) generalmente están arriba de un $1,350,000 MXN por lo que sólo las encuentras en laboratorios profesionales. Ventaja: impresiones pigmentadas.

2. Permanencia. Impresiones digitales (C-prints) impresas en Fuji Crystal Archive (FCA) están estimadas con una permanencia de 60 años, mejorando los métodos de color convencionales. Impresiones pigmentadas usando las más recientes fórmulas de Epson, HP y Canon tienen generalmente estimaciones de más de 100 años dependiendo del papel elegido. Ventaja: impresiones pigmentadas.

3. Elección del papel. Los papeles de Fuji (FCA) incluyen acabados Mate, Aperlado, Brillante y Super Brillante (probablemente algunos otros), mientras que los papeles de inyección disponibles para reproducciones de arte estarán al rededo de los cien o más con una gran variedad en color, textura, grosor y tacto. He encontrado la elección de este tipo de papeles muy liberadora y amo la posibilidad de elegir el papel perfecto para cada trabajo y artista. Dicho esto, si tus gustos son los Super Brillantes, siento que los papeles Fuji (FCA) son ligeramente superiores, sin diferencias en los brillos y más suaves con apariencia tipo espejo. Ventaja: impresiones pigmentadas, a menos que tu gusto sea lo súper brillan,

4. Publicidad. Muchas personas que imprimen o venden impresiones de laboratorio (C-prints) en Fuji, las promocionan como fotografías “reales” en papel fotográfico tradicional. Pienso que todavía hay una ligera ventaja publicitaria en las impresiones de laboratorio por las mala reputación que la palabra inyección de tinta tuvo en sus inicios de la era de impresión digital, pero las desventajas prácticamente ya no existen y continúan desapareciendo a medida que la tecnología y la educación mejoran.

5. Calidad de la imagen. Desde mi experiencia y de datos técnicos, las impresiones pigmentadas actuales ofrecen una gama tonal más grande (espectro de color que se pueden reproducir), rango dinámico más amplio y una mejora en la resolución. A mi ojo, la calidad de impresión en las Epson (series 9900) es claramente superior a las impresiones químicas (C-prints). Ventaja: impresiones pigmentadas.

6. Tamaño. Hay algunas impresoras de tono continuo que imprimen hasta 190 centímetros de ancho, superando el ancho máximo de las de inyección que es de 150 centímetros (hasta donde conozco) (Nota: puede haber algunas más grandes pero no estoy familiarizado con ninguna). Por lo que si un metro y medio no es suficientemente ancho, entonces ya sabes que necesitas. Ventaja: impresiones químicas (C-prints)

Personalmente yo quiero la calidad más alta combinada con la posibilidad de realizar mis propias impresiones, esto hace de las impresiones pigmentadas la mejor opción. Si realmente quieres una apariencia súper brillosa, necesitas el mayor ancho posible para imprimir, o simplemente prefieres tener impresiones de laboratorio químico, entonces elegirás diferente. Te recomiendo que subas un archivo a algún lugar como West Coast Imaging y ordenes una impresión cada día si quieres ver la diferencia por tí mismo, una vez que hayas visto todo lo anterior mencionado, las preferencias de impresión son ciertamente subjetivas.

Jim Nickelson. Nota orignal en inglés http://56×56.com/writings/printing/inkjet-or-pigment-prints-versus-digital-c-prints/

Traducción: fatchickenprint.com